Siempre verifique las referencias de a quien usted piensa contratar (médicos, abogados, mecánicos, etc.) del mismo modo en que se supone que todo patrono responsable verifique las referencias del personal que contempla contratar. Estamos seguros que usted no pone su vida en las manos de ninguna persona que antes usted no obtenga referencias adecuadas.

Jamás permita que la situación financiera actual que tanto le atormenta le empuje a tomar decisiones equivocadas ya que de usted así hacerlo su situación financiera y emocional se deteriorarán mucho más de lo que se encuentra al presente. Un caso federal de quiebras y su situación personal son asuntos muy serios que no se pueden tomar a la ligera. Le exhortamos a que diligente e inteligentemente investigue antes de invertir su valioso tiempo y dinero.

Si usted nos honra con darnos su caso, será un testigo adicional del alto sentido de responsabilidad que desplegamos en todas y cada una de nuestras tareas.

Estamos aquí para ayudarle a sanar sus heridas emocionales del trauma que significa el sentirse impotente ante la grave crisis económica apocalíptica que nos ha tocado a todos vivir comparable con la gran depresión de los años treinta del siglo pasado.